PUZZLE INFANTIL OCÉANO

 

El puzzle infantil océano que te ofrecemos en La Molona Kids, contiene unas ilustraciones bellísimas del océano y de los animales que viven en él.

Este puzzle educativo contiene 96 piezas sobre un montón de animales marinos.

Viene presentado en una bonita caja con ilustraciones del mar.

Este puzzle infantil es muy especial porque dentro de su caja contiene una lupa para que cuando tu peque monte el puzzle pueda identificar a cada animal marino que aparece en él.

La caja contiene un pequeño documento donde aparecen todos los nombres de los animales marinos del puzzle, para que pueda memorizarlos y empiece a tener más interés por el mundo de la naturaleza.

 

¿Por qué es necesario un puzzle infantil?

Los puzzles infantiles favorecen el desarrollo psicológico y cognitivo de los niños.

Los niños de hoy en día nacen prácticamente “con un móvil debajo del brazo”. Y aunque en su justa medida, la tecnología es buena, soy de las que piensa que también hay que buscar alternativas de ocio más tradicionales. De “las de toda la vida” porque como en este caso, es muy beneficioso para nuestros hijos.

Los puzzles infantiles son divertidísimos y son una muy buena herramienta para el desarrollo psicológico de los niños por varios factores:

 

Mejoran la memoria visual en los niños:

Los rompecabezas se basan en unir piezas copiando generalmente, la imagen que viene en la caja del puzzle. Los niños se fijan en la fotografía o ilustración y unen las piezas.

Esto mejora notablemente el desarrollo visual de nuestros peques.

El puzzle también es muy buena herramienta para la concentración.

Los puzzles  son ideales para todos los niños pero más para aquellos que tienen falta de concentración habitual o el temido déficit de atención. El concentrarse en unir las piezas y en recordar la imagen de la caja del puzzle hará que mejore su capacidad de concentración.

Está comprobado que los niños que hacen un puzzle infantil por lo menos una vez a la semana, mejoran notablemente la concentración en la escuela o haciendo los deberes en casa.

 

Mejoran la paciencia y aprenden a manejar la frustración desde una edad temprana.

Los puzzles son un desafío divertido para los niños. Como son divertidos, es una forma muy efectiva de desarrollar la paciencia y aprender a manejar su frustración.

 

Los puzzles son muy enriquecedores porque ayudan al desarrollo de la psicomotricidad fina.

Ayudar a nuestros peques a desarrollar su psicomotricidad fina es fundamental para que el niño o la niña tenga unos buenos cimientos que le permitan enfrentarse al futuro seguro de sí mismo.

La psicomotricidad fina consiste en realizar movimientos pequeños, calcular distancias, colocar objetos en su lugar adecuado y la coordinación ojo/mano.

Los puzzles infantiles fomentan las habilidades sociales y el trabajo en equipo.

 

Al realizar los puzzles con compañeros de clase o con los padres, aprenden a comunicarse de una forma efectiva ya que debatirán en equipo donde colocar cada pieza y esto fomentará el trabajo en equipo tanto en la escuela como en casa.

Los puzzles potencian la autoestima

Cada vez que un niño completa un puzzle infantil tiene un sentimiento de orgullo de sí mismo y superación.

Si introducimos como rutina el montaje de puzzles en nuestros pequeños, esto permitirá que podamos comprar puzzles cada vez más complejos y el o ella se sentirá cada vez más orgulloso/a de sí mismo/a.

 

 

Estimulan la habilidad espacial y matemática.

Los puzzles para niños representan una perspectiva gracias a los juegos de luces y sombras e instruyen a los niños sobre los diferentes planos en que se sitúan los objetos –cerca, a distancia media o lejos–. Además, entrenan la resolución de problemas: si tiene cinco piezas del mismo color y solo necesitan una, deberán observar el tamaño del espacio disponible y la forma de la pieza para escoger.

 

Estimulan la relajación.

Concentrarse tanto en lo que tiene delante ayuda a que los niños alivien su nivel de ansiedad y tensión, por lo que son una buena opción para la recta final del día, antes del baño, la cena y el cuento antes de dormir.

 

Este puzzle está recomendado para niños a partir de 3 años.

Medidas: 20 cm

No te pierdas nuestro calendario magnético de las estaciones del año 🙂